Remedios caseros para el dolor de oído

Remedios caseros para el dolor de oído

El dolor de oído es un problema que aun cuando se presenta generalmente en niños, puede afectar igualmente a personas adultas, presentándose comúnmente con una infección o luego de un resfriado, cuando puede acumularse un fluido que da origen al dolor. Fiebre y una leve perdida de la audición acompañan al dolor en algunos casos.

Existen gotas antibióticas que se aplican para aliviar los síntomas, así como también funcionan los antibióticos orales. Sin embargo, los remedios caseros para el dolor de oído son muy eficientes cuando se trata de dolores que se presentan como consecuencia de una infección.

El agua caliente en una compresa

El agua caliente en una compresa

Para utilizar el agua caliente como uno de los remedios caseros para el dolor de oído, debe empaparse una toalla o usar una compresa que contenga esta.

La compresa de agua caliente o toalla mojada se colocará sobre el oído por un periodo adecuado de tiempo, puedes cambiar la toalla o compresa cada cinco minutos por una nueva.

El calor del agua permitirá que el líquido que se encuentra dentro del oído pueda secarse exitosamente.

El agua oxigenada como antiséptico

El agua oxigenada como antiséptico

Aun cuando el agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es conocido como un antiséptico generalmente utilizado para aplicar sobre la piel, también es efectivo como uno de los remedios caseros para el dolor de oído.

La mejor formar para administrar el agua oxigenada en el oído, es aplicar entre tres y cinco gotas alrededor de cada 4 horas.

El agua oxigenada con sus propiedades antisépticas permitirá no solo que el dolor que se presenta en el oído disminuya, sino que también se encargara de deshacerse de la cera y combatir las bacterias relacionadas a la infección culpable de los síntomas.

La cebolla y sus efectos en el dolor de oído

La cebolla y sus efectos en el dolor de oído

La cebolla ha sido utilizada desde hace mucho tiempo como uno de los remedios caseros para el dolor de oído, destacando por sus funciones antisépticas y antibacterianas que te ayudaran no solo a combatir las bacterias que desarrollaron la infección, sino que protegerán de cualquier otra posible complicación.

Al atacar la raíz de los síntomas, este elemento elimina el dolor de oído que resulta sumamente desesperante.

Existen dos formas de emplear la cebolla como remedio en estos casos. La primera consiste en remover el centro de la cebolla, calentarla dentro del horno y colocar sobre la oreja. Mientras que la segunda consiste en picar la cebolla fresca en pedazos diminutos, envolverla con un pañuelo y colocarlo sobre la oreja. Ambos métodos necesitan unos minutos para actuar, 5 minutos es suficiente.

El ajo contra el dolor de oído

ajo

El ajo también forma parte de los remedios caseros para el dolor de oído, contando con un conjunto de componentes que actúan sobre las bacterias, atacando la infección causante del dolor de oído.

Como la cebolla, el ajo tiene dos maneras de uso. Puedes utilizar un diente de ajo pelado y bañado en aceite de oliva, o exprimir el diente de ajo, moliéndolo para sacarle jugo, al que puedes añadir aceite de oliva igualmente. No dejes que el ajo llegue al interior del oído.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
Previous «
Next »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *